>> SG IT Consulting >> Billetera digital.

 

   

Cómo será una billetera celular.

Quienes venden servicios, no tienen límites en sus pensamientos. Buscan nichos de mercado constantemente, aunque escuchen que el cambio o el nuevo servicio sea difícilmente aceptado.

Tal es el caso del comercio wireless sobre la base de los teléfonos celulares.  Se sabe que el público es reacio a realizar compras por Internet con su tarjeta de crédito atento a la falta de seguridad tanto en el envío de datos como en su posterior archivo.

Pretender que los consumidores usen su celular –más caro aún que Internet y no tan cómodo- es tal vez soñar demasiado, pero se anuncia que es lo que “se viene”.

Las empresas de tarjetas de crédito pretenden incorporar a los usuarios de la telefonía celular o móvil a sus apreciados usuarios de tarje de créditos.  Promocionarán que se evitan hacer colas, que todo es simple y seguro, en definitiva “que comprar bienes y/o servicios por un celular es posible y hasta ventajoso”.

Sin duda las nuevas tecnologías celulares han acelerado mucho los procesos decisorios y de elección, pero la resistencia al cambio y la aparente falta de seguridad en el archivo de los datos son impedimentos muy fuertes.  Pero no se amilanan y siguen adelante.

El proceso de compra se está simplificando, al punto que se pretende que la compra se decida en tres pasos como máximo.  Pedir más clic o niveles de decisión se sabe que produce el retiro del potencial comprador.  Si el teclado de una PC le es incómodo a mucha gente, imaginen escribir letras o números con el teclado de un celular.  Habrá que comprar los celulares grandes porque los “mini” son muy incómodos.

Para compensar este problema es que se han diseñado tarjetas especiales con datos encriptados para uso en los celulares.  Estas tarjetas SIM para CDMA se están desarrollando buscando eficiencia, seguridad y practicidad.  Falta conseguir el compromiso del vendedor que deberá poner estrictas normas de seguridad en el almacenamiento de la información de estas ventas para que los hackers no puedan obtener los datos de los compradores. 

Con las tarjetas SIM encriptadas los hackers tendrán ínfimas posibilidades de obtener los datos durante su envío, pero la cuestión de la seguridad de las bases de datos es un tema bastante preocupante, no solo para el comprador sino para las empresas de tarjetas y para los vendedores.  Para solucionarlos, las dos últimas partes deberán trabajar mucho juntos para darle seguridad al usuario.

En realidad más que un problema es un desafío, algo que la revolución tecnológica pone frente a nosotros todos los días.

Ciertamente, todos están trabajando mucho en mejorar las condiciones del e-commerce.  Negarlo no sería negar la realidad sino hasta nefasto para los empresarios y negativo, por lo menos, para los usuarios.  Hay miles millones de dólares, en el mundo, girando para mejorar y evolucionar el e-commerce.  Si Ud. lo ha descartado, debería pensarlo nuevamente, porque es seguro que se impondrá rápidamente.

Dr. Jorge E. SOSA GONZÁLEZ. Derecho de Autor s/ Reg. Prop. Intelectual Nº 171.055. 19/03/01.

Si tiene dudas puede consultarnos.