>> Estudio EIC >> Sist. Operativos.

   

Los sistemas cambiarán.

Microsoft está modificando sus sistemas operativos de una forma profunda y radical.  Primero lo hizo con su Windows Phone, y ahora sigue el sistema operativo (SO) Windows.

Luego seguirá el Windows Server 2008 R2, que para muchos ya se llama 2010, pero sigue las líneas tradicionales del software de los sistemas operativos.

Ya se sabe que el sistema para los smartphones, el Windows Phone, impactó muy bien en el mercado, tanto que desplazó a Android en los modelos de Nokia, una de las principales marcas de celulares inteligentes.

Semejante impacto fue considerado positivamente y fue la base de desarrollo del SO de las PC de escritorio, de la cual ya hay una versión Beta.  De esta versión Beta en solo unas horas luego de presentada, los desarrolladores, OEM’s y partners de Microsoft, descargaron más 500.000 copias, para analizar los grandes cambios propuestos.

El CEO de Microsoft, Steve Ballmer, dijo al presentar la Beta del Windows 8, “Cuando comencemos a entregar Windows 8, en el mercado estarán 500 millones de dispositivos Windows en uso y que serán compatibles con la nueva versión,”, lo cual da una idea del tamaño del mercado informático mundial. También presentaron el código pre-release para Windows 8 Server, complementario del Windows 8 cliente o desktop, y también se anunció una nueva versión de Visual Studio 11 y posteriormente del Windows Azure, con lo cual queda cubierto el ambiente móvil, las redes LAN y WAN, los servidores y el Cloud Computing. Además se ha logrado compatibilidad con otros SO.

Toda esta introducción es para ejemplificar el alcance del cambio que se está gestando, basadas en la compatibilidad con Windows 7 y otros sistemas, incluso con el gran cambio en la Web basado en el HTML 5, aunque seguramente habrá excepciones, como siempre, como por ejemplo las arquitecturas ARM para celulares.

La gran diferencia, y por eso es difícil evitar incompatibilidades, es que la plataforma x86 y los procesadores están diseñados hoy para grandes consumos, infinidad de cálculos, virtualización, intercambio con memoria y swapeo en discos, mientras que las plataformas ARM son procesadores con bajísimos consumos de energía, muy simplificados, comprimidos y embebidos.

Lo que parecía imposible, que los SO de las PC y las Notebooks fueran de estilo multimedia, muy dinámico, ha dejado de ser una utopía, y eso cambiará todo lo que se conoce.

Los sistemas y aplicaciones actuales son estáticos, rígidos y poco amigables, a tal punto que tampoco son fáciles de subir a la nube para interactuar en Internet.

Imaginen, entonces, que con este gran cambio de diseño, todo se podrá subir a la nube, todo será multimedia, en base a videos e imágenes, con voz, ya reconocen el dictado por voz, y todo esto recién comienza un nuevo camino que iniciará una revolución.

Obviamente los desarrolladores deberán trabajar mucho para transformar los sistemas y las aplicaciones estáticas en dinámicas. Una vez que lo logren, los usuarios sentirán la diferencia, y toda acción será en la nube de Internet, interactuando en grupos, y abriendo la información hacia los cuatro costados.

En definitiva, de la misma manera que las redes sociales evolucionaron Internet de su versión 1.0 a la 2.0, lo mismo ocurrirá con los sistemas operativos, y no se puede imaginar hasta donde llegará ese cambio.

Solo podemos asegurar que el cambio será grande. Muy grande y hasta revolucionario.  Téngalo muy en cuenta para el futuro de su empresa.

Dr. Jorge E. SOSA GONZÁLEZ. Derecho de Autor s/ Reg. Prop. Intelectual Nº 171.055. Publicado en el EIC MAGAZINE 30/09/2011.       Volver a la Biblioteca    Volver a Inicio

Si tiene dudas puede consultarnos.