>> Estudio EIC >> Servicios. 

 

 

La inevitable especialización.

Hablar de especialidades parece algo obvio, cuando existen, pero cuando estas divisiones de una ciencia no están suficientemente definidas en incumbencias tácitas, es hablar de una expresión de deseo.

En muchas profesiones está ocurriendo que ya es muy difícil mantenerse actualizado en todos los temas de su incumbencia, y necesariamente lleva a que los profesionales se tengan que replantear que orientación seguirán.

Más compleja es la decisión y la elección del rubro a mantener, cuando el gobierno local, provincial, regional o nacional, emite constantemente normas de control, de procedimiento, de orientación, y aplicaciones para controlar la actividad o la información. Es que el gobierno hoy en día se ha vuelto electrónico para disminuir costos, para obtener mayor información de los ciudadanos y de sus actividades, con el objeto de saber más y recaudar más.

Hablando de recaudar más, observen el nuevo récord anual de al AFIP, al superar la barrera de los 100.000 millones de dólares en el año 2010, con un gran aumento interanual versus el año 2009.  Sí, creció la recaudación en un 34,4%.  En pesos, la recaudación de la AFIP en el año 2010, ascendió a $409.899.600.000,00, algo solo deseado como ideal hace unos años.

La inflación ayudó, la AFIP mejoró, y los controles crecieron en forma mayúscula, y seguirán aumentando para poder llegar a implementar la factura electrónica en forma total.  Y eso que el INDEC todavía estima que casi la mitad de la economía real está en negro.  Y las provincias siguen mejorando, y creando controles, seguimientos, copiando a la AFIP.

Y todos los gobiernos, lo hacen con costo cero, pues todo cambio debe ser pagado por los contribuyentes. Justo o injusto, pero es así desde hace años, y no tiene visos de cambiar.

Ciencias económicas no es la única que tiene cambios permanentes, abogacía también se ve afectada, ingeniería sigue cambiando, la medicina cada día tiene más tecnología, y las nuevas como la alimentación, la nanotecnología, las ciencias “verdes” de sustentabilidad y el cuidado del medio ambiente, también ven regulaciones nuevas en forma constante.

Desde hace más de una década se ha implementado en forma parcial la educación continuada o permanente, con el objeto de mantener a los profesionales de distintas áreas y profesiones, lo más actualizados que se pueda.  El resultado ha sido positivo, y la educación a distancia ayuda mucho, pero no alcanza.

En forma permanente se recopilan normas, se actualizan manuales y códigos para asegurar que todas las modificaciones estén a la vista. Es todo un desafío, y obliga a estudiar siempre.

Entonces, es hora de aceptar las realidades y entender que las capacidades de un profesional van a estar limitadas por el mercado de demanda, por la actividad del gobierno electrónico y que él deberá buscar un rubro en el cual especializarse, sin perder el criterio profesional general, buscando la mayor eficiencia para evitar cometer errores que luego afectarán a sus clientes.

Lo difícil es seleccionar el rubro de actuación a mantener al día, pues la demanda del mercado aún sigue siendo integral.  Otra opción podría ser asociarse varios profesionales de similar orientación y cada uno especializarse en distintos rubros para atender al mismo cliente.

Desde ya, esta última opción deberá ser aceptada por el contratante pues el costo necesariamente se elevará, a cambio de mayor seguridad y mejor cobertura del servicio que necesita, ante tantos cambios en el gobierno.

En otras palabras se debe esperar a que los clientes acepten estos necesarios cambios logrando que cambie la demanda del mercado, pero esto no es rápido ni automático.  Por más esfuerzo didáctico que se realice, el mercado marca el rumbo.

El mundo actual sabemos que es muy dinámico y que la velocidad de cambio cada día es más rápida, lo cual nos causa muchos problemas en forma permanente.

Es un deber de todos los involucrados analizar estas situaciones, y desarrollar una solución acorde con sus posibilidades, pues en poco tiempo más será ineludible cambiar la forma de asesorar tanto impositiva como previsionalmente. 

Hasta puede ser necesario integrar distintas profesiones para lograr un mejor resultado, pero este paso es mucho más complicado pues exige que ambas profesiones estén especializadas en rubros afines, todas ellas sostenidas con profesionales que entiendan de software y hardware, para poder seguir adelante y encontrar la eficiencia necesaria para la atención a distancia, algo inevitable que ya está funcionando a pleno hace más de un lustro.

Y una orientación necesariamente obligatoria será que estos profesionales tengan conocimientos sobre los negocios y como hacerlos más rentables, y además como reorganizar las empresas ante tantos cambios, o asociarse con alguien que lo sepa.

Ya llegamos a un nivel de complejidad tal, que no basta con unir prestaciones de servicios de diferentes profesionales, sino de integrarlas alrededor de la informática y de la tecnología IT, para asegurar el mejor resultado final.

Es necesario hablar de integración pues todas las presentaciones ante el gobierno electrónico son por intermedio de la Web, y para lograr la eficiencia que disminuya los costos profesionales es necesario integrar el management o gerenciamiento, con los sistemas y la información.

Es que no es solo cuestión de conocimientos y experiencia sino de tener el tiempo libre para aplicarlo a la tarea profesional que el cliente necesita.  Sin tiempo disponible no es posible realizar la tarea con criterio profesional ni encontrar la mejor solución al planteo realizado por el contratante.

Como nos viene ocurriendo desde hace años, los tiempos para el cambio se aceleran por la tecnología, pero también el gobierno electrónico hace lo suyo, implementando nuevas aplicaciones y controles, siempre por medio de Internet. Se obliga a nuevas tareas, a recopilar nueva información y ordenarla de acuerdo a lo que ellos requieren para su beneplácito y beneficio.  Todo nuevo control o informe conlleva tiempo y eso tiene un costo adicional para todos.

Si se cumplen los planes de la AFIP con la factura electrónica para todos los contribuyentes inscriptos, hacia fines de este año 2011, tendremos un salto tecnológico obligatorio que acelerará todos estos conceptos, y potenciará también los controles del software legal, pues todo contribuyente necesitará tener una PC habilitada.

Ha comenzado el año 2011, y es necesario que se lo considere como un año de grandes cambios, además de ser un año con varias elecciones en él.  Un gran desafío, del cual solo se vislumbra el principio.

NOTA: Luego de la publicación, el diario LA NACIÓN publicó un artículo con el desarrollo de temas muy similares a los expuestos en este artículo, y amplía el espectro detallando las posibles carreras universitarias del futuro.

Es muy interesante leerlo, y lo invitamos a hacerlo, aplicando clic aquí Ambas notas se complementan perfectamente.

Dr. Jorge E. SOSA GONZÁLEZ. Derecho de Autor s/ Reg. Prop. Intelectual Nº 171.055. Publicado en el EIC MAGAZINE 31/01/11.       Volver a la Biblioteca

DISCLAIMER

La publicación del análisis de legislación es solo parcial y a modo introductorio, ya que cada caso hay que analizarlo dentro de su universo.  De ningún modo puede entenderse este análisis como una respuesta a su problemática fiscal, previsional o legal, en modo alguno.  El detalle publicado responde, en palabras entendibles, la idea general de la norma analizada, solo para casos muy generales y siempre en forma resumida y parcial. El lector deberá corroborar y completar la información tratada en los organismos y en las publicaciones pertinentes, o solicitar asesoramiento individual, para su caso.

Si tiene dudas puede consultarnos.