>> Estudio EIC >> Vida digital. 

 

 

La nueva INTERNET.

Estamos viviendo la Era Digital, ya hace unos años.  No hay duda de ello, ya que lo digital gobierna el mundo físico, la economía, la vida social, la información, la ciencia, la nanotecnología, el espacio, etc., etc.

Internet, desde que fue creada, o mejor dicho desde que funcionó por primera vez, ha estado en “stand by” durante años, y luego, al ser usada comercialmente, se disparó, modificando nuestras vidas.  Desde ese primer día han pasado 40 años.  Eso ocurrió el 2 de septiembre de 1969, cuando Leonard Kleinrock, un profesor de la UCLA, ayudó a supervisar el primer intercambio de texto significativo entre dos computadoras. Otro que ayudó a crear Internet, ha sido Vinton Cerf. Claro está, hay muchos más, ya que no fue un invento de uno solo.

Sigue creciendo en base a como fue ideada, aunque justo es reconocer que no fue pensada así como la conocemos hoy, sino solo para el intercambio de archivos de una Universidad a otra, o entre fuerzas militares.  Hoy se la utiliza para casi todo, y se han creado necesidades que antes no existían gracias a que existe Internet, o como se la llama, WEB, cuando en realidad la Web es solo la Internet comercial.  Pero no se puede hacer separaciones.  Todo es interactivo, todo está unido, incluso por conexiones virtuales que no son físicas, como en el caso de los celulares, las palms, los dispositivos Wi-Fi, etc.

Tanta interactividad, tanta conexión, tanto tráfico está haciendo colapsar el sistema, y su enorme crecimiento presagia días complicados en un futuro cercano.  Y este problema, ¿a quien interesa?

Obviamente a los usuarios, los internautas, los navegadores de Internet, pero a su vez preocupa a los gobiernos, a las empresas, y a los ingenieros que mantienen todo funcionando.  Es por ello, que desde hace tiempo se está analizando, y sabiendo que hay que hacer cambios, están tratando de idear la nueva Internet.

No hay un solo proyecto aún, son todas ideas distintas, incluso algunas más ortodoxas, donde quieren hacer todo nuevo, desde cero, como si fuese “borrón y cuenta nueva”.  Nada fácil.

Es que es necesario, como prioridad, la conectividad de todo habitante de este mundo.  Parece una locura, pero piensen que mucho más del 70% del mundo está conectado.  Que hay países donde casi el 98% de su población tiene Internet.  Entonces hay que pensar en una solución globalizadora, que acepte el tamaño actual de cantidad de población, más el crecimiento normal digamos de 8 o 10 décadas, por lo menos., para no pedir más de un siglo.  Es que sabemos que con los cambios tecnológicos que se avecinan, no es posible pensar en algo que dure para siempre.  Pero si en cuatro décadas, hay que cambiar todo, tirar por la ventana lo que existe, por lo menos hay que diseñar una nueva Internet que sea viable durante el doble o el triple de tiempo, o sea 80 o 120 años.

Por más absurdo que parezca, la Nueva Internet es algo muy necesario, y además es necesaria muy pronto. Es que cada día se vuelve algo más lenta, y es por ello que se diseñan nuevos protocolos para ampliar el ancho de banda.  Mientras se pueda ampliar el ancho de banda, seguiremos estirando la solución al problema.  Cada día es menor el límite o trecho para las velocidades, o para el almacenamiento de millones de archivos por todo el mundo.  Pero lo que no se ha podido solucionar es el tema de seguridad informática.  Tal vez, éste sea el principal desafío al diseñar el cambio de estructuras.

Hay varios proyectos desarrollándose en el mundo para hacer una Nueva Internet.  Internet dos o tres, ya han sido desplazadas por proyectos de cambio más profundos. Uno de ellos es el GENI de la NSF-Fundación Nacional de Ciencias-.  Los intereses a tener en cuenta son muchos, las necesidades reales muchas más, y lo que nacerá con el nuevo proyecto tal vez no se pueda imaginar hoy.  El desafío es muy complejo.  Hay varias Universidades muy reconocidas que han iniciado proyectos individuales, y llegará el momento de unificar ideas y tratar de sacar un proyecto único, antes de implantarlo.  La UE piensa distinto de USA, y distinto de Japón.  Pero será necesario que se pongan de acuerdo.  Otro ejemplo es el proyecto llamado Web 2.0 que en parte ya existe en los servicios Web, y seguramente será superado en muy poco tiempo, como lo fue el llamado Web 1.0 y el 1.5.

Es que tal vez todo se vea frenado si se empieza a canalizar el cambio en las arquitecturas de la PC, que aún siguen utilizando las diseñadas hace décadas.  El tiempo dirá que sale primero.

Mientras tanto, solo queda aceptar que Internet sigue creciendo, que sus servicios son utilizados por todos y cada día más.  Que los gobiernos han encontrado un aliado máximo en busca de la eficiencia para sus actividades burocráticas y para recaudar más y mejor.  Internet ha llegado a nuestras vidas para cambiarlas, para meterse en ellas, y solo podrá ser reemplazada por una nueva opción de Internet mejor que la actual.

Quien no entienda este paradigma sufrirá la presión de los cambios, de la realidad y resistirse no tiene sentido.  No es un enemigo, es un aliado, un socio, y no siempre podemos elegir lo que más gusta, sino lo que más necesitamos.  Así es la vida… con Internet.

El comercio, el estudio, la capacitación, las reuniones, el gobierno, las relaciones familiares, todo se hace “vía Internet”.  Es más rápido, es más barato, es global, llega a casi todos los lugares (salvo gran parte de África), acepta cualquier idioma, no discrimina, ayuda, divierte, acompaña, etc., etc.  Existe la inseguridad informática, los virus, los hackers, los crackers, los ciberladrones, como en toda comunidad, y hay que saber luchar contra ellos.

Dr. Jorge E. SOSA GONZÁLEZ. Derecho de Autor s/ Reg. Prop. Intelectual Nº 171.055. Publicado en el EIC MAGAZINE 16/05/07.       Volver a la Biblioteca

Si tiene dudas puede consultarnos.