>> Estudio EIC >> Management

 

Liderazgo en un emprendimiento.

Hablar de liderazgo es algo complejo, que lleva mucho tiempo de capacitación, de gestión, y análisis.  Es una experiencia de trabajo continuada que nunca finaliza. Decir que ya se aprendió como liderar, es una falacia, pues siempre se aprende más y más, principalmente debido a que la realidad cambia permanentemente.

Si Ud. tiene un emprendimiento o piensa iniciar uno nuevo, tal vez tendría que tener en cuenta ciertas pautas de Management para saber que es importante hacer, y que no debe hacer, para lograr que su emprendimiento sea exitoso.

Se han resumido solo los puntos importantes para que sirva como guía en la difícil tarea de gestionar y de liderar.  Nada es absoluto y es necesario tomar todos los recaudos posibles y siempre analizar la realidad para elegir la mejor opción.

Seguramente Ud. podrá incluir algunos temas adicionales, pero la idea de esta nota es simplemente ayudarlo a conocer las bases, y evitar que el “día a día” y su problemática, lo distraiga en el momento de toma de decisiones.

Todo empresario o emprendedor toma decisiones permanentemente, y ese ejercicio es la base de una buena gestión, dando un buen ejemplo al resto de su equipo y a sus asalariados, logrando que todos sientan que están juntos en el camino correcto.  Simple decirlo y difícil hacerlo.

Las siguientes pautas pueden ayudarlo en esos momentos, y orientarlo como volver al camino correcto.  Tómelas solo por lo que son, pautas de lo que no hay que hacer, no son leyes.

Tal vez es más sencillo recordar que es importante no hacer, y seleccionar las acciones positivas extraídas de la realidad diaria, que hacerlo a la inversa.

Algunos de los errores que más se repiten, los podemos resumir en los siguientes puntos:

ü  No detectar o tener bien definido cual es el mercado principal, el mercado-foco. El target del mercado principal, o quienes son los principales clientes ya estén conquistados o no. Escuchar a muchos hablar bien de sus productos o sus servicios, no siempre ayuda. En pocas palabras, analice, no se deje engañar por los adulones, busque hasta encontrar la realidad tal como es, y cual es el precio que esa porción del mercado puede o desea pagar.

ü  Es muy común que el líder se encierre en sus propias visiones, alegando que siempre le ha ido bien. Lo bueno del pasado, puede no serlo hoy. Si todo cambia no hay razón para insistir empecinadamente en algo que antes funcionó. Puede que siga funcionando, pero analícelo con neutralidad.

ü  Formar equipo y delegar.  En realidad, saber delegar en personas de adentro y de afuera, no una tarea sencilla y libre de errores. Separar las tareas estratégicas de las que no lo son, las técnicas de las que no, y saber en que tareas uno es mejor que otros, y en cuales no lo es.

ü  La contabilidad es la base para la toma de decisiones. Siempre lo fue, fue creada para ello.  Puede ser simple o muy complicada, puede ser general, de costos, presupuestaria, de gestión o de otros rubros.  Siempre registre la información, mayorice, acumule por sectores, y compare totales de un período con los de otros anteriores y con su presupuesto a futuro.  Nunca olvide su FODA.

ü  Hay dos grandes mundos, uno económico donde se analiza la ganancia, y el otro el financiero donde se analiza el superávit y el déficit.  Ambos coexisten, y su información se basa en las mismas ventas, pero deben analizarse con cuidado y por separado.

ü  Hay otro grupo de dos grandes mundos, el tradicional y el digital.  El segundo sigue creciendo y es muy distinto del que conocimos décadas atrás.  Acepte esta gran realidad, aprenda a competir en el nuevo mundo, y no se olvide del tradicional.  Hay mercado para ambos, pero se habla en idiomas distintos, y se ofrecen productos y servicios diferenciados en cada uno de ellos. Hay que saber armar estrategias distintas y usar ambas. Busque buen asesoramiento.

ü  La realidad siempre está y cuando uno no sabe verla y entenderla, solo hay un resultado posible: recibir un buen cachetazo, metafóricamente hablando.

ü  Permítase dudar de sus posturas.  Hacerlo le permitirá saber el porque y el para que cada decisión que opta por transformar en acción.

ü  La resistencia al cambio. Humanamente todos sabemos que somos resistentes a los cambios, y eso no es bueno, pues cada día se aceleran más y más.  Al haber tanto cambio constante, nuestro emprendimiento o empresa debe adaptarse a esa realidad. Negarse es fatídico. Hay que saber vencer la inercia, y siempre ayudar a los integrantes de nuestro equipo a aceptar los cambios.

ü  Relajarse para entender mejor y más rápido es esencial. La acción produce stress, pero vivir estresado no significa tener mucha acción. Suéltese, relájese siempre un poco, es muy necesario y permite ver todo con más claridad. No hacerlo, limita el liderazgo, las buenas ideas, la innovación y la flexibilidad que todos los días nuestros clientes y proveedores requieren. Resérvese para esos momentos, aunque sean pequeños.

ü  Delegue, trabaje en equipo, confíe en quienes lo ayudan.  Todos cometemos errores, incluso Ud., pero hay que reconocerlos para evitar volver a cometerlos.  Insistir en una postura rígida de “no error” ahuyenta el trabajo coordinado y no permite crecer. Confié y siempre mantenga una vigilancia, sin presionar por encima del límite natural.  Así logrará muchísimo más.

Finalmente, como cierre algunas pautas de actitudes positivas esenciales para poder contrarrestar malas decisiones ya tomadas, o para mejorar las que se tomen en el futuro.

Þ      Sea proactivo. No espere los acontecimientos, adelántese, esté preparado, presupueste, programe, capacítese.

Þ      Sea innovador.  Ud. mismo o provoque la innovación en su equipo de trabajo más próximo, y si puede en toda su empresa. Es que el mundo cambia aceleradamente y va descartando usos y costumbres poco a poco, con menos velocidad, es cierto, pero las descarta. Busque nuevos productos, actualice sus servicios, encuentre nuevas soluciones a problemas que tal vez aún no sean masivos.  Si es de los primeros tendrá una gran ventaja competitiva.

Þ      Capacítese, lea novedades, manténgase actualizado en diferentes rubros aunque no sea el corazón de sus actuales negocios.  Es la mejor forma de descubrir nuevos mercados, nuevas alternativas, y hacer nuevos negocios más rentables.

Þ      Sea eficiente. Busque la eficiencia en toda la gestión, ya sea producción, administración, comercialización o financiera. La gestión eficiente reduce costos, y hoy hay infinidad de herramientas informáticas que lo ayudan.  Implemente sistemas.

Þ      Sea responsable con Ud., su gente y medio ambiente.  La onda verde ha crecido muchísimo y será la base de la próxima década para hacer negocios sustentables, para ser reconocido por los clientes y proveedores, de la mano con la sociedad toda.  La eficiencia lo puede ayudar si su empresa o emprendimiento es responsable.  Es más que RSE-Responsabilidad Social Empresaria-, es utilizar los recursos naturales con total responsabilidad.  Se ha comenzado a transitar este camino, no espere a que todos lleguen al final, pues ya no habrá suficiente lugar para Ud. y sus negocios.

Dr. Jorge E. SOSA GONZÁLEZ. Derecho de Autor s/ Reg. Prop. Intelectual Nº 171.055. Publicado en el EIC MAGAZINE 31/05/11.       Volver a la Biblioteca    Volver a Inicio

Si tiene dudas puede consultarnos.