>> Estudio EIC >> Anti Evasión Impositiva.

 

   

La importancia de pagar bien las facturas.
 La Ley 25.345, originalmente había establecido en su art. 1° dijo: "ARTICULO 1º — No surtirán efectos entre partes ni frente a terceros los pagos totales o parciales de sumas de dinero superiores a pesos diez mil ($ 10.000), o su equivalente en moneda extranjera, efectuados con fecha posterior a los quince (15) días desde la publicación en el Boletín Oficial de la reglamentación por parte del Banco Central de la República Argentina prevista en el artículo 8° de la presente, que no fueran realizados mediante: 1. Depósitos en cuentas de entidades financieras. 2. Giros o transferencias bancarias. 3. Cheques o cheques cancelatorios. 4. Tarjetas de crédito. 5. Otros procedimientos que expresamente autorice el Poder Ejecutivo.  Quedan exceptuados los pagos efectuados a entidades financieras comprendidas en la Ley 21.526 y sus modificaciones, o aquellos que fueren realizados por ante un juez nacional o provincial en expedientes que por ante ellos tramitan.".

A su vez, la Ley N°25413 del 26/03/2001 la modificó diciendo: "ARTICULO 9º — Redúcese a mil pesos ($ 1.000) el importe establecido en el artículo 1º de la ley 25.345."

Por lo tanto, el límite de pago en efectivo es de solo MIL PESOS, tanto para recibos profesionales como para facturas.  Si el pago se hace de una sola vez, y el monto a pagar supera los mil pesos, necesariamente deberá pagarse en forma bancarizada, como lo detalla el artículo 1° transcripto más arriba.  La DGI solo aceptará el pago en efectivo de los instrumentos citados, por valores que superen los mil pesos, solo si se hace en diferentes oportunidades, cada una con un recibo que así lo pruebe.

Finalmente, la AFIP-DGI reglamentó toda esta situación, incluyendo lo establecido por los decretos modificatorios y reglamentarios de la Ley, en una Resolución General, la N° 1547 del mes de Agosto/2003.

Por lo citado más arriba, queda bien claro que el pago en efectivo no puede superar el límite de MIL PESOS.  Téngalo muy en cuenta, ya que la DGI es sumamente estricta al aplicar esta legislación.  La púnica prueba que se acepta, son los medios de pago que se reflejan en los recibos o documento similar.

Una aclaración necesaria.  Nada impide que se registre en el libro IVA COMPRAS, solo que al momento de una verificación impositiva, le será requerida la constancia del medio de pago utilizado, y si no la tiene, generará un ajuste con presentación de declaraciones juradas rectificativas, lo cual obliga posteriormente, a la sustanciación de un sumario obligatorio, ya que la Ley de Procedimientos impositivos, así lo establece. Obviamente, todas estas rectificaciones tienen un costo muy alto para el contribuyente.

Dr. Jorge E. SOSA GONZÁLEZ. Derecho de Autor s/ Reg. Prop. Intelectual Nº 171.055. Publicado en el EIC MAGAZINE 16/03/06.       Volver a la Biblioteca

DISCLAIMER

La publicación del análisis de legislación es solo parcial y a modo introductorio, ya que cada caso hay que analizarlo dentro de su universo.  De ningún modo puede entenderse este análisis como una respuesta a su problemática fiscal, previsional o legal, en modo alguno.  El detalle publicado responde, en palabras entendibles, la idea general de la norma analizada, solo para casos muy generales y siempre en forma resumida y parcial. El lector deberá corroborar y completar la información tratada en los organismos y en las publicaciones pertinentes. o solicitar asesoramiento individual, para su caso.

Si tiene dudas puede consultarnos.