>> Estudio EIC >> Trabajo remoto en PYMES.

 

 

Teletrabajo, para ganar productividad.

Desde el año 2006 estoy publicando artículos sobre el teletrabajo.  En la Biblioteca digital de nuestro sitio Web puede encontrar algunos de ellos, como ser: Gerenciando el teletrabajo (Dic-07), Teletrabajadores y  la seguridad, Telefonía IP y otros (Mar-08), y otros artículos relacionados.  También se incluye éste.

Han pasado algunos años, y ya tenemos ejemplos concretos en Argentina de teletrabajadores, tanto de un día a la semana, como de viajeros, y también de creativos que trabajan todos los días de la semana, cierta cantidad de horas para un empleador, y otras horas para otro o para ellos. Me consta que así es, conozco a algunos de ellos, y hasta en mi familia los hay.  Es una realidad y no se puede negar que existe, funciona, y permite tener beneficios tanto a las empresas como a los teletrabajadores.

  Para referirnos a aspectos estadísticos lamentablemente debemos recurrir a otros países, pero en Argentina algunas consultoras como IDC o Carrier y Asociados por solo mencionar alguna de top level, tienen estadísticas relativas al trabajo móvil y al teletrabajo, pero no son fáciles de encontrar sin estar debidamente suscripto.  Por ejemplo según Carrier y Asociados, al año 2006 ya había en Argentina 800.000 oficinas hogareñas, pero se discontinuó este tipo de preguntas en las encuestas.  El INDEC no las incluye como estudio especializado.

Entonces tomemos como orientación, algunos de los datos publicados en EE.UU., donde hasta calculan que porcentaje del sueldo se ahorran los teletrabajadores quedándose en sus casas un día a la semana.  Obviamente todo depende de la distancia a recorrer desde el hogar hasta la oficina, pero en promedio los estudios indican entre el 11% y el 14% del sueldo.  Y hasta aceptan tener un sueldo menor si la empresa que los emplee les permite trabajar desde la casa por lo menos un día a la semana. Algo impensado en la Argentina, porque nuestras normas legales no lo permiten, salvo claro está que hablemos de sueldos “fuera de convenio”.

Siguiendo las estadísticas publicadas en EE.UU. tenemos información que las encuestas realizadas indican que la masa de teletrabajadores en el mundo entero, representa el 24,8% de la masa laboral total, al año 2006.  Sí, más de la cuarta parte de los trabajadores del mundo, tienen el beneficio del teletrabajo. Y se espera que para el año 2011 lleguen a ser un billón de trabajadores lo que representaría el 30,4% del total de trabajadores del mundo.  La misma encuestadora IDC dice que espera que para el mismo año 2011, solo en EE.UU. los trabajadores móviles representen el 73% del total de trabajadores de ese país.

Obviamente estas estadísticas fueron realizadas antes de la gran crisis financiera mundial, pero le muestra claramente cual será el camino que emprenderán las empresas para salir de la actual crisis, y ese camino lo podemos resumir en aplicar nueva tecnología que les permita reducir los costos internos, siendo el teletrabajo un concepto ya probado.  Y lo más importante es que las empresas más grandes ya están preparadas tecnológicamente para hacerlo.

La historia nos indica entonces que la Argentina puede comenzar a transitarse el mismo camino.  Pero, sabe que, ya empezamos, ya tenemos miles y miles de teletrabajadores, y la gran mayoría de las empresas no tienen hechas las inversiones en tecnología necesarias para dar la asistencia del Web Commuting.

El Web Commuting es simplemente preparar nuestras redes y servidores para aceptar, con seguridad informática del máximo nivel, el acceso de trabajadores móviles, estén realmente moviéndose en un área de la ciudad o sentados en sus casas, o en la oficina de algún cliente.

Hasta ahora solo hemos analizado la realidad en EE.UU. y en Argentina, y en ambos hay miles de teletrabajadores. De hecho, nosotros lo somos pues asesoramos remotamente a varios clientes, y desde nuestros clientes podemos trabajar en el Estudio. Entonces ahora solo resta entender porque la realidad cotidiana de las empresas ha aceptado esta modalidad de trabajo remoto o móvil.

Ante todo, y por seguridad, la empresa debe estar preparada tecnológicamente para ello, y como primer paso para tener varios teletrabajadores trabajando con los datos de la empresa, debe tener un buen cluster de servidores. Claro, esto es necesario si se trabaja con el sistema de gestión de la empresa, sea comercial, de recursos humanos, de producción o cualquier otro.   Ahora bien, si el trabajo que la empresa necesita de su teletrabajador o asesor no se relaciona con los sistemas internos y con los datos que en ellos están, las opciones de conexión pueden simplificarse al punto de llegar a conectarse solo por un Messenger.  Hay que analizar cada empresa y sus objetivos de trabajo remoto.  También hay sistemas montados sobre una conexión a Internet que permiten trabajar remotamente, sin trasladar los datos fuera de la empresa.

Las ventajas pueden agruparse en los siguientes temas:

·         Mayor productividad.

·         Contratar part time los mejores talentos en cada rubro.

·         Reducción de costos de los trabajadores, de las oficinas, y de la empresa.

·         Mayor disponibilidad especialmente para los creativos, y los asesores.

Analicemos cada uno de ellos para ver sus alcances, y entender donde está el ahorro en los costos.

El prepararse para viajar hacia la oficina denota un preparativo previo y un tiempo y esfuerzo considerable al viajar, con lo cual el trabajador necesariamente llega con cansancio a los primeros minutos de trabajo.  Si no tiene ese desgaste, puede empezar a producir cuando está descansado, y su productividad no solo será mayor sino más continuada.  Obviamente todo se asienta en la autogestión y ella mejora si el control desde la empresa es directo.  Es fácil saber a que hora se conecta, que programas y a  que hora los ha iniciado, y ver que resultados ha archivado.

Generalmente contratar a un experto o a un especialista con experiencia significativa, es complicado por sus múltiples actividades y el costo que demandaría tenerlo en forma permanente a disposición.  Contratarlo bajo el sistema de teletrabajo simplifica las opciones y abarata los costos en forma significativa, pues no se le exige el traslado, la disposición horaria, y solo se le pide disposición a cierto y determinado horario.  La relación costo-beneficio se ve como muy positiva.

En cuanto a la reducción de costos de los teletrabajadores, las oficinas y los asesores es fácil de identificar y con un poco de organización, la reducción se puede lograr en forma inmediata.  Si del plantel de trabajadores, puede rotarlos en forma ordenada, seguramente quedarán lugares de trabajo, con escritorios y PC’s disponibles, tanto para nuevos trabajadores, como para algunos de los que rotan, y entonces los costos de incrementar su planta de trabajadores, sin agrandar las oficinas, es muy simple de cuantificar.  Existen ejemplos de grandes empresas que han desalquilado o vendido pisos enteros de edificios de oficinas, solo por dar la opción de teletrabajo.  Piense además en los ahorros de baños, comedores, telefonía, aire acondicionado, limpieza, alquileres, mantenimiento telefónico de redes y de computadoras y servidores.  Todo cuantificable y dependerá de su envergadura, para calcular cual es el monto del ahorro.  Si tiene solo dos o tres empleados, la reducción será muy menor, pero puede darle ventajas competitivas en otros puntos.

Si su actividad está relacionada con la innovación y la creatividad, el trabajo remoto y móvil puede darle ventajas más que importantes.  Que en el momento en que un creativo tenga la idea que lo motiva, pueda comunicarse con la empresa para quien trabaja, significa grandes adelantos, un gran costo de oportunidad.

Todo empresario sabe que cuando logra una diferencia competitiva, gana tiempo y genera que una porción del mercado de clientes y a veces de proveedores, contacte a la empresa y genere nuevos negocios.  Hay que analizar cada empresa, cada situación, cada una de las innovaciones, y en base a este análisis y la novedad creada, calcular su incidencia en el negocio de la empresa.  No es novedad, pues muchas empresas se hicieron grandes en base a ello, y cuando ya eran grandes se reinventaron a si mismas para generar nuevas ganancias.  Ejemplos hay varios, Cisco Systems, Philips, Sony, y muchas otras. 

En las grandes empresas se puede ver desde afuera el gran salto en base a innovaciones y creaciones.  En empresas medianas es más complicado distinguirlas desde lejos, y en las pequeñas, generalmente solo se ven desde adentro, pero en los tres casos las ganancias se generan siempre.

Por todo esto, y más temas no incluidos en este artículo, es que ha crecido tanto el teletrabajo en todo el mundo, y también dentro de Argentina, y es por ello que también es una herramienta imprescindible para crecer ahora, y permitirá a las empresas crecer mucho más cuando salgamos de estas crisis que vivimos hoy.  Téngalo en cuenta, pues en muchos casos no es caro implementarlo.  Es más puede armar todo un proyecto de innovación para su PYME en base a incluir el teletrabajo como opción, y estudiar que logros puede llegar a obtener.  Y si realmente tiene una visión amplia, Ud. Como empresario puede pensar en hacer un Plan de eNegocios en base a ello.

Dr. Jorge E. SOSA GONZÁLEZ. Derecho de Autor s/ Reg. Prop. Intelectual Nº 171.055. Publicado en el EIC MAGAZINE 16/14/09.        Volver a la Biblioteca

Si tiene dudas puede consultarnos.