>> Estudio EIC >> Impuestos.

 

   

El mínimo imponible en el Impuesto a las Ganancias.
En el año 2000, el gobierno del entonces presidente De La Rúa, disminuyó la base de cálculo del Impuesto a las Ganancias, que existía desde el año 1992.  Recordemos que todavía estaba vigente la convertibilidad que mantenía el tipo de cambio en 1 a 1.  Desde entonces que no se cambia, y ahora el tipo de cambio ha superado los tres pesos, o sea que para los mismos ingresos del año 2000 se multiplica por tres.

Pero si se multiplica por tres los ingresos para compararlos, y la base de cálculo a partir de la cual se paga impuesto a las ganancias sigue en los mismos números del año 2000, ocurre que millones de personas ahora pagan y antes ni soñaban con hacerlo. 

Así es que gran parte de los asalariados argentinos ahora pagan impuesto a las Ganancias, cuando ante ni siquiera conocían de su existencia.  Y si realizan horas extras ven como se incrementa el descuento por Ganancias.  Esta es la raíz del descontento generalizado, ya que en la historia argentina, nunca un asalariado de bajo importe pagó este impuesto, al menos en los últimos 50 años.

Hagamos un repaso rápido de los conceptos que se pueden descontar del Impuesto a las ganancias, a nivel de un asalariado, por que es muy distinto en un profesional o en un comerciante o incluso en un industrial unipersonal, o un productor primario o agente de bolsa, o alguien que viva de rentas.  Para el asalariado es posible disminuir sus ingresos anuales a valores actuales, que hoy se analizan modificar, en conceptos tañes como: Mínimo no imponible, por su cónyuge, sus hijos, nietos o ascendientes directos a su cargo, y algunos importes como donaciones, gastos en salud y seguros de vida, que todos tienen requisitos especiales, así como intereses y actualizaciones por créditos, también con limitaciones. 

Una aclaración obligada indica que un empleado en relación de dependencia tiene la posibilidad de aumentar un 200% las deducciones normales generales.  Considerando todo lo dicho, y promediando algunos de los conceptos adicionales como los seguros, un empleado soltero comienza a pagar impuesto a las ganancias a partir de una remuneración mensual de $1.835,00 y uno casado con dos hijos a partir de los $2.240,00 mensuales.  Se deberá analizar la situación de cada empleado en particular.

Ahora, y luego de los reclamos de los petroleros en el Sur argentino, a los cuales se podrían sumar nuevos reclamos en Buenos Aires en las próximas semanas, el gobierno nacional está estudiando como modificar el Impuesto a las Ganancias sin disminuir los ingresos de su presupuesto para el año 2006.  Se estima que si se sube la base de cálculo de Ganancias un 25%, dejarían de ingresar al fisco nacional unos $530.000.000.-  La suba de la recaudación de ganancias por salarios, que siempre existió para los sueldos altos, comparando el año 2003 con el 2005, donde se plasmaron muchos aumentos de sueldo básico, ha superado los $2.000 millones de pesos anuales. Algo nada simple, pues la ley del presupuesto solo le dio al gobierno un plazo de 120 días para expedirse en este tema del mínimo no imponible. 

Si tan solo ajustáramos el mínimo no imponible por el índice de inflación general – IPC – los $4.020.- anuales ascenderían a $6.900.- anuales. No se cree que el gobierno realice semejante ajuste, pues la recaudación diminuiría tremendamente, pues sería casi el 71% de aumento y solo se habla, en el mejor de los casos, de la mitad de ello.

Un párrafo aparte merece la consideración de igual situación en el Impuesto a los Bienes Personales, donde se mantiene el mínimo de $102.300.- desde antes de la convertibilidad.  En realidad este mínimo no imponible, representa la suma de todo el capital que tenga cada contribuyente al finalizar el año calendario, sea en bienes, rodados, embarcaciones, aviones, depósitos bancarios e incluso inversiones en la Bolsa , y participaciones en el patrimonio de  sociedades o comercios, dinero o monedas, y algunos otros conceptos.  En este impuesto solo puede detraerse de la suma de estos activos, el importe impago de la hipoteca de la casa habitación, si lo hay, y nada más.

Pero para ser matemáticamente exactos no debemos considerar el importe de $102.300.- sino un importe aún menor ya que dentro de ese importe mayor está incluido un 5% obligatorio por ley, en concepto de bienes muebles y artículos del hogar no declarables, o sea un aumento obligado de su capital de un 5%.  Por lo tanto, si la suma de su capital supera los $97.429,00  Ud. ya debe pagar el Impuesto sobre los Bienes Personales, y convengamos que no es una cifra muy elevada, y que cualquier persona, incluso los asalariados de más baja escala, con una casa y un auto pueden llegar a estos valores, muy fácilmente.

Si lo expresamos en dólares estadounidenses, hoy tan solo representa u$s 31.944,00.  Sin duda, un importe muy bajo.  Las expresiones de los funcionarios respecto a este tema han sido ambiguas, y no se espera un gran salto en el valor del mínimo no imponible en el impuesto sobre los Bienes Personales, si es que ocurre.

En el Impuesto a las Ganancias existe una escala donde a más ganancia, mayor es la alícuota de impuesto.  En el Impuesto sobre los Bienes Personales la primera escala paga menos que la segunda escala. 

De la misma forma que todo empleador informa a la DGI los sueldos pagados a cada empleado, diferentes estados provinciales informan a la D.G .I. los titulares de los bienes inmuebles, y los registros de propiedad automotor también lo hacen.  Desde ya, los bancos también informan, y las sociedades de hecho y las comerciales también.  La información se está procesando en la DGI., desde hace años, y se han incrementado las citaciones a quienes no cumplieron con sus declaraciones juradas anuales.

El Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la ciudad autónoma de Buenos Aires y el bonaerense, han hecho presentaciones al gobierno nacional con los estudios realizados sobre estos temas.  Otras entidades también.  Ahora todo está en manos de los legisladores y sus políticas.

Ya hay antecedentes de sentencias judiciales, por ahora apeladas, que pueden crear jurisprudencia en el tema.

Puede consultarnos para realizar su declaración jurada.

Nota: El 21/03/06 fue firmado el Decreto 314/2006 que eleva los montos de deducciones en el Impuesto a las Ganancias, para el período 2006 en adelante.

Dr. Jorge E. SOSA GONZÁLEZ. Derecho de Autor s/ Reg. Prop. Intelectual Nº 171.055. Publicado en el EIC MAGAZINE N° 149. Actualizado al 26/02/2006.      Volver a la Biblioteca Digital

Si tiene dudas puede consultarnos.